Las Casas

Las Casas

Las Casas

Las casas son las doce divisiones que se hacen de la Ecl?ptica atendiendo al lugar y al momento de nacimiento del individuo.

Si la posición de los planetas se suele mantener fija en grado y signo por espacio de un día (excepto los muy rápidos como la Luna y Mercurio), la posición con respecto a las casas varía doce veces a lo largo de cada día.

Este segundo elemento de análisis, las casas, es lo que hace que las cartas de dos personas que han nacido el mismo día, pero a distinta hora o distinto lugar, sean completamente diferentes.

Si tenemos en cuenta que un día sideral tiene cerca de 24 horas, y que hay 12 casas, las posiciones de los planetas con respecto a las casas variarán cada dos horas aproximadamente.

El Ascendente
El Ascendente es el Signo de la eclíptica que está ascendiendo por el horizonte en el momento del nacimiento.
En Astrología este signo tiene gran importancia por dos motivos:
El primero es que el signo ocupado por el Ascendente influye decisivamente en la personalidad del individuo, casi al mismo nivel que el Signo Solar. Su significado se asocia con la imagen externa que el individuo proyecta a los demás.
El segundo motivo es que las Casas se trazan y numeran a partir del Ascendente. Así, la casa cuya cúspide es el Ascendente, es la Casa 1 o Casa Primera, la siguiente será la Casa 2 y así hasta la Casa 12.

El Medio Cielo
El Medio Cielo es el Signo de la eclíptica que se encuentra justo encima del individuo en el momento de su nacimiento. Astronómicamente, diríamos que es el signo que se encuentra en el zénit.
El Medio Cielo se asocia con la posición social, las relaciones más impersonales y la carrera profesional.

Significados de las Casas
Como en el caso de los Signos, cada Casa tiene un significado propio.

Casa Primera
La Primera Casa está fuertemente influida por el Signo Ascendente. Muestra la personalidad, disposiciones naturales y tendencias. Generalmente destaca la forma como la gente le ve a uno y cómo uno desea que los demás le vean, es decir, la imagen que los demás tienen de nosotros. Esta es la casa de los principios, la que explica nuestra manera de encararnos con la vida, la primera infancia y el concepto que tenemos del mundo.

Casa Segunda
Esta es la Casa de los valores, tanto los morales como los materiales. Las posesiones y el dinero, las inversiones, las ganancias obtenidas por el propio exfuerzo están reseñadas en esta posición. Los planetas situados en esta posición indican los talentos innatos, los recursos a los que se puede echar mano, también las emociones profundas. La valoración y la autovaloración dependen de esta posición planetaria.

Casa Tercera
El entorno más inmediato está representado en la Casa Tercera, es decir: los hermanos, las comunicaciones habituales: el habla, el correo, el teléfono, etc. También indica medios de transporte, incluyendo viajes de corta duración. La mente y su capacidad de adaptarse y aprender, los talentos psicológicos, todos son temas de esta Casa.

Casa Cuarta
Es el hogar del origen. La Cuarta Casa muestra el hogar, los padres, la familia de la que se procede y el hogar en el sentido más emocional del término. También indica la herencia biológica, las raíces psicológicas que se establecen en la infancia. Los bienes inmuebles están regidos por esta Casa, así como la vida privada. Es también una casa de Finales: los últimos años de la vida, el fin de todas las cosas, fama después de la muerte y lugar de entierro.

Casa Quinta
El sinónimo de la Casa Quinta es creación en el amplio sentido de la palabra. Muestra hijos, amores y amoríos; los placeres y diversiones de la vida, así como las vacaciones, las fiestas y los juegos. Incluye la actitud emocional y el amor que uno da. Es la Casa del amor y el embarazo. Las artes están regidas por esta Casa y quienes la tienen activa son personas que se interesan por la literatura, la interpretación o las artes plásticas. Indica originalidad, iniciativa y especulación financiera.

Casa Sexta
La Sexta Casa muestra el trabajo, la salud y las costumbres. Rige el empleo, los empleados, inquilinos, sirvientes, animales, domésticos y seres que dependen de uno. Es una casa de servicios prestados a los demás y de servicios recibidos. Todos los asuntos rutinarios: la ropa, la higiene, el alimento están dominadas por este sector. También es la Casa de la salud y las enfermedad. Aquí el trabajo y la salud van unidos.

Casa Séptima
Si la Casa Primera es la del Yo, su opuesta la Séptima, es la Casa del Otro. Indica relaciones matrimoniales y de negocios, casamiento, divorcio, contratos, pleitos, convenios, pactos y tratos con el público Indica la la cooperación con otros o la falta de cooperación, además de aquello de lo que la persona carece en mayor grado. Esta casa muestra las actitudes hacia el matrimonio, el cónyuge y el tipo de relaciones que se establecen.

Casa Octava
La Casa de la regeneración, muestra el apoyo que se recibe de otros, incluyendo el financiero, moral, espiritual y físico. Indica herencias, sociedades, testamentos, impuestos y seguros. La Casa Octava es la casa del sexo. Muestra la actitud que se tiene ante la sexualidad. Indica los procesos de degenaración, muerte y renacimiento, tanto reales como simbólicos. La investigación y lo oculto están regidos por esta zona de la carta.

Casa Novena
Esta Casa muestra la mente superior, el superconsciente. Indica religión, leyes, ciencia, ideales, enseñanza superior, filosofía, psicología, profundo estudio mental, sueños y visiones. Los viajes a larga distancia, el trato con los extranjeros, los grandes negocios con paises lejanos están indicados en esta posición. Indica las grandes lecciones que aprendemos durante la vida y las aspiraciones que nos impulsan.

Casa Décima
Esta Casa está muy influida por el Medio Cielo. Muestra la profesión, la reputación y la posición en la comunidad. El estado social, la fama, las ambiciones y negocios son asuntos de la Casa Diez, así como la autoridad, los jefes en contraposición a los subordinados. La ascención en la escala social, el padre y la religión como organización se muestran aquí.

Casa Undécima
Esta es la Casa de la amistad, la que nos enseña cuál es nuestra actitud hacia los amigos y conocidos. Todas las relaciones que no implican profundos lazos emotivos, los deseos y lo que se recibe están aquí reseñados. Esta casa muestras hijastros e hijos adoptivos, así como circunstancias sobre las que se tiene escaso control. Aquí se ven los intereses humanitarios, el modo como se considera a los demás, organizaciones pequeñas y grandes, clubes a los que se pertenece y que, de algún modo, son profesionalmente relevantes.

Casa Duodécima
La Casa número Doce es la última de la rueda. Indica los finales, la forma en que terminan las cosas y en que acaba la vida. Es la casa de la mente subconsciente, muestra fuerzas y debilidades ocultas o desconocidas, así como el dolor, el sufrimiento, las limitaciones, los secretos, los obstáculos, la reclusión, la frustración y las acciones ocultas. Indica lugares de encierro, cárceles, hospitales, instituciones mentales y otras restricciones. Es la casa de los enemigos secretos y los peligros ocultos Muestra lo que ocultamos a los demás, las investigaciones, el karma, la caridad y la compasión.

, ,